¿Qué datos debo incluir en la hoja de vida laboral? ¿Qué es realmente interesante para el reclutador? ¿Es necesario añadir los trabajos temporales en el CV? Y en tal caso ¿cuál es la mejor manera de poner esta información en el currículum vitae? La mayoría de expertos en recursos humanos coinciden en que agrupar este tipo de experiencias y seleccionar aquellas más relevantes es suficiente para tener un CV competitivo e interesante.

Ante un proceso de búsqueda de empleo es necesario debes saber venderte y adecuarte a los puestos de empleos que más te interesan. Por esta razón, lo primero que debes plantearte es qué tipo de candidato eres y qué buscas para continuar con tu andadura profesional. Una vez tengas la respuesta debes redactar un CV que sea capaz de mantener la atención de los reclutadores.

Cómo incluir en el currículum los trabajos esporádicos

Un error muy común es incluir toda la información sobre la trayectoria profesional. Es importante seleccionar y adaptar los contenidos del currículum al sector de manera que no satures a la persona que reciba tu candidatura. Y ante este dilema siempre surge la duda de cómo incluir en el currículum los trabajos esporádicos o más informales.

Veamos unas pautas para hacerlo correctamente, que esta información sea valiosa y evitar que piensen que tu escasa permanencia en las empresas se debe a un bajo rendimiento:

Trabajos esporádicos ¿sí o no?

Si se trata de un contrato de prácticas y por ello el periodo era corto no dudes en ponerlo si tienes un currículum sin experiencia, dado que esta información puede ayudarte a conseguir otro empleo. En caso de tener un currículum con una experiencia dilatada a menos que la empresa donde realizaste las prácticas sea relevante para el sector te recomendamos no incluirlo.

No te extiendas y agrupa la información que sea similar

Recuerda que posees una extensión limitada, así que no te enrolles. Agrupar los trabajos esporádicos si tienes diferentes experiencias laborales temporales, catalógalas bajo una breve descripción siempre y cuando tengan un tema en común como por ejemplo la logística o la hostelería, mantenimiento de Web…

El orden lo es todo

Organiza los contenidos dentro del apartado de la experiencia y pon las fechas en orden inverso para ofrecer una lectura y comprensión de tu trayectoria correcta.

Consejos para incluir en el currículum los empleos temporales

¿Qué nombre ponerle?

¿Quieres incluir los trabajos de ETT en el CV y tienes dudas? Nómbrarlos como un trabajo temporal, de hecho no es lo mismo buscar un empleo para la temporada de verano que hacerlo si tienes la intención de trabajar durante todo el año en esa empresa.

Un consejo más, pero no cualquier consejo

¿Buscas un truco especial? Completa tu hoja de vida laboral con un valor añadido, piensa ¿qué puedes aportar y qué te hace diferente? Por ejemplo: puedes añadir un trabajo temporal que hace referencia a un voluntariado o puedes incluir tu estancia au pair para aportar valor a tu candidatura.

Por otro lado, existen una serie de vivencias que pueden maximizar tu CV y hacer que seas el candidato ideal, como ser un nómada digital o trabajar por cuenta propia es decir ser freelance.

Amplía la información

Describe siempre tus tareas, añade tus logros, competencias y éxitos para aportar valor a tu candidatura. Es clave que seas preciso y te centres únicamente en aquello que sea relevante para el puesto al que te postulas.

¿Y si cuentas con una buena base para todo ello?

Usa un creador de CV para organizar de forma efectiva toda la información de tu perfil profesional e incluye en el currículum los trabajos esporádicos más interesantes para tu candidatura.

¿Es comprensible?

Recuerda facilitar la lectura rápida del texto con una letra legible y usando negritas o mayúsculas, si usas una plantilla de CV o el generador de currículum no tendrás ningún problema para que tu información sea clara y de lectura rápida, de esta forma evitarás cansar la vista del lector.

¿Qué dicen de ti los trabajos ocasionales?

Demuestra que eres un candidato multitarea dado que has trabajado en diferentes sectores profesionales, es decir, que tu variedad implica que eres capaz de asumir diferentes tareas y no que es sinónimo de inestabilidad laboral.

Por último, no olvides destacar que no estás buscando un puesto de empleo temporal si así y deja clara tu disponibilidad.