Estar frente al ordenador intentado rehacer el CV pero no saber por dónde empezar es muy frecuente. Los datos personales ya están redactados, la foto insertada, toda la formación y experiencia están en su apartado, sin embargo, describir cada una de las competencias en un currículum no es tan sencillo.

En CVTrends somos conscientes de que esta situación es más común de lo que parece y es que una mala redacción de las competencias en el CV puede acabar por descartarnos en un proceso de selección. Así que para tener un currículum atractivo es importante tener en cuenta las competencias y las habilidades de cada uno y que pueden darnos un valor añadido.

Cómo incluir las competencias profesionales en un CV

Cuando usamos el término de competencias en el contexto laboral lo usamos para referirnos a adquirir conocimientos nuevos y a desarrollar fortalezas. Desde el punto de vista de la gestión de recursos humanos en las empresas las competencias abarcan todos aquellos factores diferenciadores, en otras palabras es cuando una persona posee un desempeño superior. Por lo tanto nuestro perfil profesional está integrado por un conjunto de competencias profesiones y personales, es decir las actitudes y las aptitudes.

Para redactar tus competencias profesionales en el currículum tenemos dos opciones, simplemente mencionarlas mostrando aquellas más relevantes para el puesto de empleo en un apartado de competencias. A continuación tenemos un ejemplo para entender cómo incluir las competencias relacionadas con el empleo en esta sección del CV.

Ejemplos de CV con competencias profesionales
Ejemplo de currículum vitae mencionando las competencias

O por otra parte, es posible incluirlas dentro del objetivo laboral relacionando así la profesión con las competencias. Veamos un ejemplo:

Cómo poner las competencias en el CV
Ejemplo de CV con las competencias profesionales incluidas en el objetivo laboral.

Lo aconsejable antes de describir las competencias en el currículum es hacer una lista para que no se nos escape ninguna y poder redactarles correctamente. Por si la inspiración no está de nuestra parte a continuación desvelamos una lista con las competencias que deberías poner en tu currículum sí o sí.

Idiomas

A veces olvidamos mencionar en las competencias laborales el hecho de que conocemos algún idioma si el trabajo no lo solicita expresamente. Es importaste mencionar los idiomas que controlamos en el apartado de competencias.

Manejo de programas informáticos

Según el área laboral y la candidatura es esencial mencionar que controlamos ciertos programas informáticos o aplicaciones que son claves para el puesto de empleo.

Habilidades de comunicación

Englobando en esta competencia la habilidad de hablar en público, la buena expresión oral o la escrita, son muy esenciales para cualquier proceso de selección. Por ejemplo, si somos buenos en la atención al cliente o en la resolución de conflictos también es importante destacarlo.

Habilidades y competencias del currículum vitae

Organización

Es una habilidad que muchos incluyen, pero sólo debemos añadirla si realmente está entre nuestras competencias naturales.

Flexibilidad

Si nuestra situación personal nos permite ser flexibles, indicarlo específicamente en el currículum puede ser vital para optar a ciertos puesto de empleo. Muchas empresas necesitan empleados con flexibilidad para organizar horarios, vacaciones e incluso para variar de tareas.

Orientación a la consecución de objetivos

Este tipo de competencia es importantísima para los puestos de empleo de los comerciales.

Tolerancia al estrés

Hay algunos empleos en donde el estrés es pan de cada día, como los trabajos ejecutivos. Sin embargo, hay otros en los que tradicionalmente consideramos que no existe tal y olvidamos incluir esta competencia en nuestro currículum. Sin embargo, es muy útil saber que un dependiente cuenta con esta competencia.

Capacidad multitarea

Una habilidad muy apreciada, sobre todo en empresas pequeñas donde una misma persona debe ocuparse de varias tareas, a veces a la vez. Al empresario le interesará saber que va a contratar a un empleado capaz de tener funciones y que es capaz de resolverlas todas satisfactoriamente.

Ahora que ya sabes cómo debes exponer tus competencias en el CV y que no sólo cuenta la formación y el desempeño en una candidatura, te damos un breve listado para meditar si alguna de ellas es tu valor añadido, presta especial atención: inteligencia emocional, toma de decisiones, responsabilidad, liderazgo, escucha, autocontrol, creatividad, autonomía, integridad, persuasión, iniciativa, compromiso, empatía, autocrítica, discreción….