Según muchos expertos en RR.HH, el diseño del currículum vitae es probablemente la primera fase de cualquier proceso de selección. De hecho, los CV descartados responden a un diseño, formato o estilo poco atractivos para reclutador. No obstante, no todo se resume a «gustos» o «primeras impresiones». Pero está claro que un currículum correcto tanto en forma como en contenido suma puntos y poner en «bandeja de plata» las llaves de un nuevo empleo.

Estructura correcta del CV

En primer lugar, antes de pensar en qué estructura se debe emplear para el diseño del currículum vitae, considérese quién es el receptor. Por lo general, es muy recomendable conocer a la empresa en la que se quiere optar por una vacante. Por consiguiente, lo primero es informarte sobre la empresa y sobre la oferta de trabajo. De esta manera, conseguirás estructurar la información de una forma estratégica.

En segundo lugar, las secciones de un CV pueden variar. No obstante, sí que hay información que sí o sí se tiene que incluir:

    • Detalles de contacto: es indispensable ya que es el modo en el que será posible la comunicación entre la empresa y el candidato. Genéricamente, esta información hace referencia al nombre y apellidos, teléfono, correo electrónico, dirección (opcional) y en algunos casos, el LinkedIn. En contrapartida, el D.N.I, fecha de nacimiento, nacionalidad no es información relevante; salvo que en la oferta haga eco de ello, expresamente.
    • Experiencia laboral: probablemente es la parte crucial en el diseño del currículum vitae. En consecuencia, es la sección donde más atención se debe prestar. Como recomendación, sé escueto. Por ejemplo, aporta el nombre del trabajo, empresa, periodos y descripción de las tareas. Además, organízalas del más reciente al más antiguo. Por último, no incluyas trabajos que nada tienen que ver con la vacante que se está solicitando.
    • Formación académica: junto con la experiencia laboral son la base de un CV. Por ello, en esta sección se debe incluir la información de forma clara y con la mayor precisión

Diseño del currículum vitae con o sin foto

Sin duda alguna, es una de las pregunta del millón al hacer el diseño del currículum vitae. No obstante, la tradición de la foto en un CV proviene de Sudamérica en donde es un factor importante.

Por consiguiente, se considera que el hecho de poner o no la foto dependerá del tipo de trabajo. Por ejemplo, en el CV de un médico, la foto no es nada relevante. Sin embargo, para un comercial de cara al público, seguramente será un factor a considerar.

En consecuencia, por norma no se debería incluir pero si lo haces, sé prudente y selecciona una foto apropiada.

Un currículum en otro idioma

Tener un currículum en otro idioma es frecuente. Sin embargo, los principales inconvenientes recaen en que se hace un documento gemelo en otro idioma pero se olvidan de:

  • La exactitud de la traducción: procura que la haga un traductor profesional,
  • La adaptación cultural: adapta al diseño del currículum vitae al país en que lo vas a presentar: formalismos, formato de las fechas; etc.

4 recomendaciones adicionales en el diseño del currículum vitae

De manera resumida, en un currículum se valoran también:

  • Secciones recomendadas: el resumen y habilidades.
  • Diseño visual del CV: dinámicos y con enlaces a redes sociales, porfolio (en el caso de versiones digitales).
  • Carta de presentación: altamente recomendada en puestos muy cualificados
  • Referencias: anteriores empleadores.

En resumen, el diseño del currículum vitae es muy importante ya que habla directamente del candidato. Por ello, es fundamental, sentarse un momento y hacer meditadamente un CV apropiado para cada trabajo, cultura y empresa. Es la primera carta con la que juega un candidato, sigue nuestros consejos y será como tener una escalera real de color.